A los pies de la Virgen…

Domingo, 13 Septiembre 2015 17:04

Camagüey.- Luego de nueve días esperando el aniversario 403 del hayazgo de nuestra Virgen de la Caridad del Cobre, en los que nos acompañaron las distintas comunidades de la Diócesis de Camagüey, celebramos en la noche del 7 de septiembre una Gala Mariana en honor a nuestra Mamá del Cielo, animada por el Movimiento Juvenil Salesiano. Los niños, juveniles y jóvenes de las capillas y el Santuario quisieron regalarle a la Virgen Mambisa música, poesía y teatro.

Entre los números presentados estuvieron un dúo de guitarras, otro de saxofón y fagot que interpretó "Madrecita del alma querida", el coro Ad cor que ofreció "Patroncita de Cuba", la canción "Madre" interpretada por María  y su niño Ignacio de la Capilla San Juan Bosco, y la obra de teatro "Más de 400 años de Caridad" presentada por los juveniles y jóvenes del Santuario. Lo más gustado de la noche, y que puso a bailar a muchos de los presentes fue el grupo musical In tempore, compuesto por jóvenes de la Catedral Metropolitana de nuestra ciudad, que le regaló a Cachita las canciones "Yo vengo a ofrecer mi corazón", "Las mañanitas", y por último "Y si vas al Cobre". La noche culminó con un Ave María y un fortísimo aplauso a la Madre de la Caridad.

El 8 de septiembre, el Santuario abrió sus puertas desde muy temprano para comenzar el día con la Misa de la Aurora celebrada por Monseñor Juan García, Arzobispo de Camagüey y animada por el grupo de matrimonios. Las Eucaristías de 9:00am, 11:00am y 3:00pm fueron animadas por los jóvenes y familia salesiana, la Pastoral de la Salud y el Grupo de la Divina Misericordia, respectivamente. Por último, la misa de las 5:00pm dedicada a la bendición de los más pequeños, en la que las niñas Amanda y Dayana, de la catequesis del Santuario, entonaron a su Mamá Celestial "Hoy he vuelto" en el momento de Acción de Gracias. Durante todo el día el pueblo camagüeyano acudió a la casa de la Madre a rezarle y presentarle flores y velas, formando poco a poco una alfombra de flores que cubrió todo el altar.

La fiesta terminó con la Procesión de la Virgen de la Caridad, muy esperada por todos, donde la Madre de los cubanos fue escoltada por juveniles y jóvenes de la Parroquia vestidos de mambises y mambisas. Uno de los momentos más emocionantes del recorrido de la Patrona de Cuba fue la parada en el Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña, donde los camagüeyanos nos unimos en oración para pedir por la salud de nuestros infantes. Como es costumbre, la noche y la Procesión concluyeron abriendo las puertas del Santuario para que el pueblo nuevamente pudiera poner sus plegarias "a los pies de la Virgen".

Virgen de la Caridad del Cobre, ruega por nosotros.

 

Por Lily Ramón

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz