Día 16, ¡la hora llegó!

Martes, 18 Agosto 2015 20:01

Santiago de Cuba.- Resumir una jornada sublime para un cronista suele ser un gran problema. Generalmente las palabras no describen las emociones y posiblemente el juicio de los que leen, pueden considerarlo sobrevalorado. Pero este 16 de agosto se inscribió como uno de esos momentos que nos marcan para siempre. La oportunidad de celebrar 200 años del nacimiento del santo de los jóvenes, quedará en el recuerdo de todos los que participaron en la fiesta.

 

Con el Pasacalle de la Felicidad, desde la Alameda hasta la casa Don Bosco de los salesianos de Santiago de Cuba, comenzó el último día, señalado por el valor del compromiso. La Eucaristía, fue presidida por Monseñor Dionicio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago, quien alentó a los salesianos a ser sabios para acompañar como buenos pastores a los jóvenes.

 

En la noche, esperó el público en el Teatro Martí para la Gala “200” y disfrutar de los talentos de los jóvenes de las diferentes obras salesianas del país y del grupo de música tradicional “Los Guanches”. Una noche también de homenaje y agradecimiento a los que sueñan y entregan su vida a los jóvenes en nuestra tierra cubana. Las palabras de clausura, a cargo del padre Wilgen Cancio, animaron a seguir en la misión que dejó san Juan Bosco a todos sus hijos y a encontrarnos en Camagüey en el 2017, para celebrar los 100 años de la presencia ininterrumpida de los salesianos en nuestro país.

 

De esta manera, concluyeron las actividades en Cuba que marcaron la celebración del Bicentenario del nacimiento del santo y patrono de los jóvenes san Juan Bosco. Pero, la fiesta continúa. Ahora queda rezar para que den frutos, y en abundancia, lo que hemos sembrado, durante estos días, en el corazón de los jóvenes cubanos.

 

Por Caruchy Castellanos

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz