Celebración del funeral del P. Aldo Rabino

Jueves, 20 Agosto 2015 21:59

(ANS – Turín) – El arzobispo de Turín, Mons. Cesare Nosiglia, celebró esta mañana la misa por el funeral del P. Aldo Rabino, salesiano, quien durante 44 años fue el padre espiritual del equipo de fútbol Torino y fundador de O.A.S.I.S. Maen, donde murió en la noche del 17 de agosto a los 76 años.

El P. Aldo Rabino nació en Turín el 15 de julio de 1939. Promesa del fútbol juvenil había dejado el deporte activo para convertirse, en 1968, en sacerdote salesiano. Al regresar de una experiencia de voluntariado en América Latina, impresionado por la extrema pobreza en la que muchas personas vivían, decidió fundar el grupo Operación Mato Grosso en Turín, con la intención de involucrar a los jóvenes y adultos para ayudar a los pobres.

Paralelamente a la atención por las misiones, en los chicos del grupo O.M.G., también nace el deseo de hacer algo por los muchos niños que en el verano, debido a la pobreza de sus familias, no pueden ir de vacaciones. En este espíritu de servicio y atención a los que más necesitan nace, en unas ruinas restauradas de la antigua central hidroeléctrica de Maen, la Asociación O.A.S.I. (Ora Amici Sempre Insieme/ Ahora Amigos Siempre Juntos).

En 1971 tomó el cargo de padre espiritual del Torino y sigue las hazañas de su amado equipo y de sus muchachos. Entre los muchos compromisos, cada 4 de mayo celebraba la Misa por las víctimas de la tragedia de Superga. También fue consejero Nacional de la FIGC (Federación Italiana de Fútbol) y era actualmente presidente de honor de la Fundación Estadio Filadelfia.

En su homilía, Mons. Nosiglia recordó así al P. Rabino: "El P. Aldo se alimentó de este Evangelio y sobre el Evangelio apostó toda su existencia. Lo hizo con entusiasmo y responsabilidad mediante los deportes, vividos como una fuente de alegría, pero también como redención y desarrollo educativo de la persona, no en busca de ser los mejores o de un papel importante. Siempre pidió a sus muchachos, testimoniándolo en primera persona, no renunciar a los valores éticos y de solidaridad, para llegar a ser aclamados por los fanáticos o la prensa; su camino era el de sacrificarse y pagar en persona para promover la justicia y la dignidad de tanta gente necesitada en los países pobres del mundo; su camino fue el de la fe vivida en la fidelidad a la oración y a la Eucaristía, a la devoción a María Auxiliadora; el camino de la amistad franca y exigente, abierta a todos, sin excepciones, que despertó la alegría en los corazones de aquellos que lo frecuentaban".

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz