Don Á.F. Artime: "Lo que nos enseña Dios es que la vida es más hermosa cuando se dona a los demás"

Lunes, 05 Octubre 2015 19:42

(ANS – Ranchi) – Durante su visita a la obra salesiana de Kokar, Ranchi, el Rector Mayor también habló con los jóvenes allí presentes, quienes han hecho algunas preguntas.

Una joven animadora preguntó a Don Ángel Fernández Artime por qué decidió convertirse en sacerdote salesiano. El Rector Mayor respondió:

Conocí a los salesianos por casualidad, porque donde yo vivía no había. Luego tuve la oportunidad de estudiar con los salesianos. Terminé mis estudios con ellos y estaba por ir a estudiar en la universidad. Pero luego sentí que tenía que ver si la vida salesiana podía ser mi vida. ¿Por qué esto? Simplemente porque me gustó mucho lo que los salesianos habían hecho conmigo y con nosotros jóvenes. Al mismo tiempo, descubrí que el Señor me estaba llamando a vivir con los jóvenes y para los jóvenes, y empecé a vivir de esta manera y me sentí muy feliz. Debo admitir que, con los años, he sentido mucho más fuerte el amor que Don Bosco tuvo para los jóvenes. Por esto soy Salesianos de Don Bosco desde hace 38 años y soy realmente muy feliz con la vida que el Señor me ha dado.

Otra joven preguntó ¿cuáles son las responsabilidades hacia los jóvenes. Don Á.F. Artime respondió:

¿Qué puedo y debo hacer por los jóvenes? Debo hacer lo que hacía Don Bosco, recordando que todos nosotros salesianos hemos nacido para dar vida a los jóvenes. Mi deber, mi tarea es animar a los Salesianos y a la Familia Salesiana a ser realmente buenos con los jóvenes y todos para los jóvenes.

Y a la pregunta sobre cómo utilizar mejor la energía y el entusiasmo de los jóvenes, antes de que luego desaparezcan con la edad, el Rector Mayor respondió:

Estoy convencido de que los jóvenes no pierden nunca el entusiasmo y la valentía juvenil, si han aprendido y experimentan durante mucho tiempo que es hermoso darse y vivir para los demás. Por ejemplo, creo que aquí se podría hacer soñar y crear iniciativas para involucrar a otros chicos para hacer cosas buenas por los demás. Lo que nos enseña Dios es que la vida es más hermosa cuando se dona a los demás. ¿Qué podemos hacer por los demás? ¿Quién quiere ser de los que hacen cosas buenas por los demás? Así nunca se pierde el entusiasmo juvenil. Y cuando uno deja de ser joven, lleva en su corazón esta forma de vivir.

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz