Informe sobre las actividades de socorro de los Salesianos en el estado de Chin y la división de Mandalay

Lunes, 05 Octubre 2015 19:44

(ANS – Yangon) – Inmediatamente después de las inundaciones en la ciudad de Kalay, Estado de Chin, entre julio y agosto de este año, los salesianos han coordinado la creación de un equipo de intervención - integrado también por las Hijas de María Auxiliadora, voluntarios, exalumnos y amigos - para ayudar en el rescate y salvar la vida de las personas.

Por, P. Peter Kim Mi, SDB

Tras haber dado a las personas refugios y campamentos para vivienda, se ha tratado de limpiar todo el pueblo, porque la presencia de suciedad y animales muertos podría fácilmente dar lugar a las enfermedades. Una vez hecha la limpieza de la zona, el equipo ha organizado en las tardes programas para el apoyo psicosocial, recorriendo los campos, compartiendo el dolor de la pobre gente y al mismo tiempo ofreciendo aliento y esperanza.

Al mismo tiempo se inició la distribución de alimentos a las víctimas de las inundaciones. Al principio, los salesianos han donado algunas de las contribuciones recibidas al obispo de la diócesis (un área entre los más afectadas por las inundaciones), de forma que pudieran beneficiarse las poblaciones de las zonas más devastadas de la diócesis. A continuación, el grupo comenzó la distribución directa de alimentos: sacos de arroz fueron entregados para las necesidades mensuales de 400 familias, junto con aceite de cocina, frijoles, sardinas enlatadas y sal, platos, cucharas y tazas. Del mismo modo, se entregó agua purificada durante un mes.

Después inició también el programa médico-sanitario. Debido a la falta de alimentos, agua y vivienda adecuada, entre la gente se estaban desarrollando diversas enfermedades y ha sido necesario prestar una gran atención sanitaria. Se distribuyeron medicamentos, pero también mantas y mosquiteros.

En la división de Mandalay el programa de ayuda después de las inundaciones también ha previsto la entrega de una embarcación a 10 aldeas.

A pesar de todo esto, todavía hay mucho por hacer: iniciar programas para proporcionar medios de sustento a la gente, para la regeneración social y económica, la reparación de casas y reconstrucción de escuelas, carreteras y puentes.

Hasta ahora, gracias a los amigos y bienhechores, y al compromiso del Consejero Regional para Asia Este-Oceanía, el P. Václav Klement, los Salesianos de Myanmar han podido beneficiar a la población de estas áreas con bienes por valor de unos $70.000 dólares.

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz