Siervo de Dios Padre José Vandor, huella espiritual

Viernes, 16 Octubre 2015 20:41

José Wech nació en Hungría el 29 de octubre de 1909. Cambia su apellido por “Vandor· que significa “peregrino” en su lengua natal. Al ser ordenado sacerdote en 1936 fue enviado a Cuba como misionero salesiano. En 1954 se traslada hacia la ciudad de Santa Clara, en el centro del país, para fundar una nueva Obra Salesiana con la construcción del Colegio Salesiano “Rosa Pérez Velasco”, instalándose en la Iglesia del Carmen.

Su labor patoral y educativa duante décadas difíciles de la nación cubana, todavía queda en el recuerdo de las personas que lo conocieron y que han promovido su figura para que su huella no se pierda en la Historia.

El 8 de octubre de 1979, parte a la casa del Padre luego de sufrir durante varios años  una enfermedad degenerativa que fue consumiendo su vida poco a poco.

En una de las noches en que el salesiano cooperador José Fernández (Cheo), acompañaba al padre Vandor en su cuarto, junto a su cama, compuso este poema:

Allí, donde la figura de Job

parecía extinguirse

en el olvido de la indiferencia,

surges tú para revitalizar

el sentido del sufrimiento.

Allí, donde tus torpes manos

no pueden deformarse más,

surge tu recto caminar

hacia el Bien Supremo.

Allí, en ese cuerpo maltrecho

donde la medicina sabia

no logra su veredicto,

se alza la fortaleza de tu espíritu

reclamando su despedida

hacia moradas eternas.

Y desfilan tus hijos,

y tus protegidos antiguos

mueven sus mohosas cadenas,

y todo aquel que sabe

que tú los supiete amar

sin pedir nada

vienen a tu fuente

a calmar su sed;

¡la sed de cada uno!

¡esa sed que tú conocías!

Vienen a consolar

y salen consolados.

Allí, en las aguas calmadas

por el brazo del Nazareno,

está la fuente de tu serenidad.

 

Por Caruchy Castellanos

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz