Creados cardenales los Salesianos Sturla y Bo

Jueves, 30 Abril 2015 00:43

(ANS – Ciudad del Vaticano) – "Queridos nuevos Cardenales, este es el camino de la Iglesia: no solo acoger e integrar, con coraje evangélico, los que llaman a nuestra puerta, sino salir, ir en búsqueda, sin prejuicios y sin miedo, los lejanos". Con estas palabras, en la Misa presidida ayer domingo 15 de febrero, Papa Francisco recordó la misión de la Iglesia a los 20 nuevos cardenales creados por él el sábado, que incluyen también a los Salesianos Daniel Sturla, Arzobispo de Montevideo, Uruguay; y Charles Maung Bo, Arzobispo de Yangon.

Ya durante el Consistorio Ordinario Público para la creación de los 20 nuevos Cardenales, en la tarde del sábado 14 de febrero, Papa Francisco dijo "la cardenalicia es sin duda una dignidad, pero no es honorífica. Lo dice ya el nombre 'Cardenal' que evoca el 'fundamental'; por lo tanto, no es algo accesorio, sino un perno".

Esas fueron las primeras palabras de su homilía, a continuación procedió a un análisis del llamado Himno a la Caridad de San Pablo, y seguida por la fórmula de creación de los nuevos cardenales, por la profesión de fe de estos últimos y su juramento de fidelidad y obediencia al Papa y a sus sucesores.

Sobre el significado del nombramiento como cardenales parece estar en sintonía con el Papa el nuevo cardenal Sturla Berhouet, quien en una entrevista a la Agencia Zenit declara considerarlo un reconocimiento por "las buenas cosas hechas por la Iglesia uruguaya" y "para el pueblo uruguayo" en lugar de un título en mérito suyo.

En Uruguay, la Iglesia está luchando con la mayor proporción de ateos y agnósticos en América Latina. "La Iglesia católica ha puesto en marcha un programa para el anuncio de la fe. Buenos los resultados en términos del compromiso por los pobres y las obras sociales. (...) Otro desafío importante es el de las vocaciones religiosas, al sacerdocio y de laicos comprometidos en la vida de la Iglesia. Mi deseo es llevar la Iglesia a todas partes, proponiendo una fuerte evangelización misionera en un ambiente laico y en una sociedad pluralista", dijo en la misma entrevista.

"Con la buena voluntad del gobierno y de todo el pueblo de Myarmar, podremos llegar a la reconciliación entre todos los grupos étnicos, a la paz y al desarrollo integral", es la esperanza comunicada a Zenit por el Card. Bo, el primer purpurado en la historia de su país, con una fuerte tradición budista. El Cardinal birmano también ve en la circunstancia del Bicentenario del nacimiento de Don Bosco la oportunidad de relanzar el compromiso de la Iglesia en Myanmar, especialmente para dar énfasis en la educación de los jóvenes: "el ejemplo de Don Bosco para los jóvenes, con su Sistema Preventivo, basado en la amabilidad y la ternura, es muy actual y va relanzado y fortalecido".

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz