Myanmar - Inundaciones asolan el país. Los Salesianos ayudan al pueblo

Jueves, 06 Agosto 2015 21:33

(ANS - Yangon) - Las fuertes lluvias caídas durante estas dos semanas han generado violentas inundaciones en Myanmar que dejaron al menos 46 muertos y unos 215.000 desplazados. Las zonas más afectadas son las de Chin, Rakhine, Magway y Sagaing, para los que el gobierno birmano ha declarado el estado de calamidad. La obra Salesiana de Kalay, en el estado de Chin, se encuentra en una de las zona más devastadas por las inundaciones, pero milagrosamente no sufrió daños. La comunidad ya está entregando las primeras ayudas de emergencia y realizando planes para ayudar a las personas afectadas con iniciativas a largo plazo.

"Hemos decidido unirnos a las autoridades locales, civiles y de la Iglesia, al servicio de las víctimas. Ahora que todo el mundo está trabajando desesperadamente para ayudar aquí y allá, nosotros los salesianos estamos estudiando cuál es la mejor manera de llegar directamente a los más necesitados ", dijo el P. Carlos Sierra, Superior de Myanmar.

Don Saw también invitó a las ONG y las Oficinas de la Misión Salesiana a ponerse en marcha, para que todo esté listo cuando se comience a responder a las necesidades locales. "Nosotros, los salesianos, ya estamos involucrados, estamos analizando sólo donde actuar primero. Estamos seguros y apreciamos el sentido de solidaridad de nuestros hermanos salesianos de todo el mundo ".

En un comunicado emitido el 4 de agosto, el cardenal salesiano Charles Maung Bo, Arzobispo de Yangon, dijo que se necesitan con urgencia alimentos y suministros médicos para ayudar a los miles de personas afectadas por las inundaciones en el Rakhine y Chin y División de Sagaing.

"La altura de la devastación es enorme - dijo el cardenal -. En una región crónicamente pobre, los pobres han perdido todo y se han convertido en desplazados. En muchos pueblos se necesita con urgencia ayuda para sobrevivir. Hacemos un llamamiento a todas las personas de buen corazón que se adelanten para apoyar a nuestros hermanos y hermanas".

El cardenal también llamó  especialmente la atención sobre la situación en el estado de Rakhine, que ha sufrido en los últimos años violentos conflictos religiosos y ya era el hogar de al menos 100.000 personas desplazadas, en su mayoría musulmana rohingya que viven en campamentos temporales. "Ahora su agonía se vio agravada por la furia de la naturaleza. El número de muertos va en aumento, y se está extendiendo entre los refugiados, el hambre y la vulnerabilidad a las enfermedades infecciosas", dijo el prelado salesiano en su mensaje.

Deja un comentario

Más destacadas

Made with love bySteven Diaz